Calidad de vida en cualquier edad a través de la práctica de actividad física

La edad avanza y el envejecimiento es un proceso común para todos, esto es inevitable. A pesar de la influencia de factores como la genética, hábitos alimenticios de toda una vida y de la edad en sí, es posible envejecer y mantener la calidad de vida de forma tranquila y saludable.

Generalmente a partir de los 35 años, el cuerpo comienza a “sufrir” las consecuencias del envejecimiento. Las arterias comienzan a perder elasticidad, la masa muscular tiende a reducirse, la movilidad disminuye, al mismo tiempo que comienzan a darse una serie de alteraciones en la frecuencia cardíaca y respiratoria.

La regularidad de la actividad física actúa en forma preventiva y terapéutica para mantener la disposición, salud, autonomía e incluso aumentar la expectativa de vida. Primero, es fundamental consultar a un médico para hacer una evaluación del estado de salud y establecer una actividad física adecuada al perfil del individuo.

Los sedentarios deben comenzar de forma moderada para no causar dolores, lesiones y demás perjuicios a su organismo, recordando que nunca es tarde para comenzar un programa de ejercicios.

Practicar actividades en grupo es una buena alternativa para no caer en la rutina y perder la motivación. Independiente de la actividad escogida, es necesaria la orientación de un profesional, además de seguir un estilo de vida saludable combinando el programa de ejercicios con una alimentación balanceada.

Además de todos los beneficios físicos, practicar cualquier tipo de actividad física trae innumerables beneficios para su salud mental, mejorando la autoestima, concentración, raciocinio y sensación de bien-estar.

LAmoroso

www.lamoroso.com.br

Fonte:Luiz Amoroso
Continua aqui:
Calidad de vida en cualquier edad a través de la práctica de actividad física

Deixe seu comentário