Gimnasio: ¿negocio en vez de sudor?

Según todo, algunos gimnasios en América Latina se están alejando de su propósito y se convierten en locales de elite en los cuales el principal objetivo es establecer relaciones y generar negocios.

Bajo un punto de vista conservador, esta situación debe ser interpretada de manera menos restricta. El hecho es que existen gimnasios con distintas características y dirigidas a diferentes niveles sociales que, sin duda, resultan generar relaciones sociales por el hecho de reunir individuos cuyos estilos de vida, necesidades y objetivos son, de alguna forma, comunes.

Pero de ahí a afirmar que esto se convertirá en el propósito principal de un gimnasio, hay una grande diferencia. No solamente los negocios, sino las amistades e incluso matrimonios se realizan por la convivencia entre los clientes en un ambiente seguro y, de alguna manera, del objetivo común con el cuidado de la salud y el bien-estar que terminan por crear asuntos en común que se desarrollan a través de la convivencia regular.

Las relaciones siempre fueron la base del éxito de los gimnasios. Lo que sucede es que hace poco tiempo que los operadores entendieron esta necesidad. Mucho mas fuerte que la relación entre la empresa y los clientes e incluso la relación entre los profesionales y los clientes, es la relación entre los clientes. En ello radica el secreto del éxito de la retención por lo que es fácil comprender que a todos nos cuesta mucho mas dejar un amigo que escoger una nueva empresa.

Entonces es fundamental que el mercado entienda que equipos e infraestructura son simplemente commodities y que las relaciones son la base de nuestro negocio.

LAmoroso
www.lamoroso.com.br

Deixe seu comentário