Posts marcado com los-clientes

Gimnasio: ¿negocio en vez de sudor?

Según todo, algunos gimnasios en América Latina se están alejando de su propósito y se convierten en locales de elite en los cuales el principal objetivo es establecer relaciones y generar negocios. Bajo un punto de vista conservador, esta situación debe ser interpretada de manera menos restricta. El hecho es que existen gimnasios con distintas características y dirigidas a diferentes niveles sociales que, sin duda, resultan generar relaciones sociales por el hecho de reunir individuos cuyos estilos de vida, necesidades y objetivos son, de alguna forma, comunes. Pero de ahí a afirmar que esto se convertirá en el propósito principal de un gimnasio, hay una grande diferencia. No solamente los negocios, sino las amistades e incluso matrimonios se realizan por la convivencia entre los clientes en un ambiente seguro y, de alguna manera, del objetivo común con el cuidado de la salud y el bien-estar que terminan por crear asuntos en común que se desarrollan a través de la convivencia regular. Las relaciones siempre fueron la base del éxito de los gimnasios. Lo que sucede es que hace poco tiempo que los operadores entendieron esta necesidad. Mucho mas fuerte que la relación entre la empresa y los clientes e incluso la relación entre los profesionales y los clientes, es la relación entre los clientes. En ello radica el secreto del éxito de la retención por lo que es fácil comprender que a todos nos cuesta mucho mas dejar un amigo que escoger una nueva empresa. Entonces es fundamental que el mercado entienda que equipos e infraestructura son simplemente commodities y que las relaciones son la base de nuestro negocio

Vuelta al agua con el final de las vacaciones

La vuelta a clase significa, también, la vuelta al agua, pues los inicios de semestre marcan el retorno del público infantil para los gimnasios,  que representa la mayor oportunidad de crecimiento a corto plazo. Dada la estructuración pedagógica de los cursos de natación que requieren la segmentación en diferentes niveles de aptitud, la administración de las plazas libres libres debe ser el principal foco con la visión puesta en captar el mayor número de clientes en el periodo de alta. En la vuelta al agua, todos parecen disputarse los mismos días y horarios y llegando a alcanzar rápidamente, en los horarios más procurados, su máxima ocupación  y haciendo que las ventas potenciales sean perdidas por la indisponibilidad de plazas libres, principalmente al nivel de los aprendices. El secreto para el éxito está en administrar la demanda de forma proactiva, anticipando medidas  con la intención de ocupar los horarios menos procurados por medio de la reestructuración de los clientes actuales. Priorice la creación de horarios con niveles avanzados fuera del pico para que la entrada de nuevos clientes sea de forma favorable. Para lo tanto, es necesario establecer una estructura pedagógica con objetivos predefinidos y exponer a los clientes actuales la necesidad del replanteamiento del horario teniendo como objetivo dar continuidad al proceso de desenvolvimiento. Limitar la venta de planos de corto plazo  en los horarios de mayor procura es, también, una forma de evitar que el gimnasio pierda con la rotación. Mantenga un acompañamiento regular de la frecuencia y no deje que los clientes cuyo pago se encuentre vencido sin que haya frecuencia ocupen plazas libres para las cuales exista espera. Por fin, oriente las ventas de forma que se equilibre el número de clientes a lo largo de la semana pues es natural que tanto los lunes en el periodo de la mañana como el viernes en el periodo de la tarde y noche tiendan a estar más vacíos.

Retención: más lecciones para el éxito

El secreto para entender la retención de los clientes es la percepción de la realidad. ¿Qué está aconteciendo? ¿Cuáles son las expectativas reales de los clientes? ¿En qué momento a lo largo del periodo de filiación los clientes están alejándose? ¿Qué se puede hacer en relación a esos hechos? El éxito de la industria del fitness tiene como base su “gran poder operacional”, donde un aumento en la tasa de retención produce un efecto multiplicador en la obtención de beneficio. Por eso, vea algunas lecciones que pueden contribuir para que su gimnasio no falle a  la hora de retener clientes. Clientes objetivo Cree un programa de valorización de sus clientes, reconozca y recompense los tres tipos de clientes que son, en gran parte, responsables por el éxito del gimnasio: los antiguos, los asiduos y los que tienen gastos elevados. Personalice las estrategias de relacionamiento, pues clientes por encima de los 35 años presentan tasas de retención mayores que las de los jóvenes. Parejas presentan tasas de evasión menores de que los solteros y filiaciones familiares tienen tasas todavía menores de que las parejas filiadas.

Retención: Lecciones para el éxito

La decisión de asociarse a un gimnasio es un proceso bastante complejo para los clientes. Sin embargo, para los gimnasios, la misión de mantener un cuadro de clientes cada vez más heterogéneo, compuesto por centenas de personas, tiende a ser cada vez más complicada. Esto hace con que la retención sea un desafío para lo cual no existe una única fórmula genérica que sirva para todos los gimnasios. Cada una, dependiendo de sus características, necesita descubrir por si propia las estrategias que irán a producir los mejores resultados. Cuanto más maduro y competitivo sea el mercado, mayor deberá ser la preocupación con las tasas de retención. Hoy, nuevos clientes no son apenas difíciles de encontrar,  también son más caros para conquistar. He aquí lo que aprendemos con nuestros clientes.

Carreras callejeras: de la recreación al buen negocio

A lo largo de la última década el número de carreras callejeras crece cada año. En San Pablo, prácticamente no hay un final de semana donde no hay alguna prueba. Con más de cuatro millones de practicantes en Brasil, de acuerdo con la revista Você S/A ese sector mueve cerca de 4 mil millones de Reales por año. Desarrollar entrenamientos específicos enfocados en las carreras callejeras, organizar equipos, apoyar a los clientes atletas durante las pruebas, disponibilidad de alimentación y relajación luego de la carrera, son maneras eficaces de inserir al gimnasio en el contexto personal y social de sus clientes, que va mucho mas allá de estampar su logo en los uniformes buscando promover al gimnasio.