Es posible ocupar los horarios ociosos?

En el mercado de los gimnasios, ocupar los horarios ociosos es de gran importancia y el primer paso es definir el objetivo de las acciones: ocuparlas de forma rentable o apenas con más clientes dando vida al gimnasio.

Estudios apuntan que, para quienes poseen un horario flexible, el mayor atractivo de los horarios vacios es justamente el confort y la atención individualizada. Sin embargo, muchos optan por reducir al mínimo posible el número de profesores y aulas en estos horarios, colaborando así para que los mismos permanezcan vacios. Esté atento a la demanda y cuide para que en los horarios de baja el número de clientes por profesor sea siempre inferior al de los demás horarios para mantener esa “exclusividad” deseada.

Las aulas especiales en los horarios ociosos pueden ser una buena opción buscando atraer a nuevos clientes. Cuanto más específica sea la actividad, más atractiva será para el público objetivo, haciendo que el cliente potencial busque adecuarse al horario. La cuestión crucial es verificar se hay demanda que justifique la actividad. Antes de lanzar cualquier tipo de programa especial, estudie el mercado, entienda las necesidades y analice la rutina de aquellos que viven o trabajan cerca de su gimnasio. Simplemente lanzar el programa en la esperanza de que por sí solo sea capaz de generar demanda no funciona.

Por fin, otra opción es reducir el precio. Si su opción es hacer los horarios ociosos más atractivos con descuentos, reduzca al máximo los costos, simplifique la operación y revea el valor de las mensualidades poniendo atención al hecho de que el descuento podrá atraer clientes que pagarían el valor integral.

LAmoroso

www.lamoroso.com.br

Fonte:Luiz Amoroso
Leia mais da fonte:
Es posible ocupar los horarios ociosos?

Deixe seu comentário